Volvió a los bosques de Iberá, un ave que llevaba más de medio siglo extinta.

Hacía más de 50 años que el muitú estaba extinto en Corrientes. Pero este mes nacieron tres pichones, los primeros de dos parejas reintroducidas en 2020 en el marco del Proyecto Iberá que impulsan la Fundación Rewilding y la provincia. Su retorno es de gran importancia para el ecosistema, porque son aves dispersoras de semillas y contribuyen a la regeneración de bosques nativos. “Comen grandes frutas como guayabo y, al moverse de un lado para el otro, dispersan semillas y hacen que se regeneren bosques nativos. Es muy importante porque…

Leer más