Maradona y Víctor Hugo, coautores de una obra maestra

Hoy, que se cumplen 35 años del segundo gol de Maradona a Inglaterra, el gol del siglo, el mejor gol de la historia de los mundiales, hoy, que por primera vez se recuerda esa obra de arte sin que el artista esté entre nosotros, hoy, decía, habría que dejar algo en claro: el inicio de la jugada no es con el pase de Héctor Enrique y la pirueta del Diego entre dos ingleses, la jugada comienza unos segundos después, cuando Víctor Hugo anuncia “arranca por la derecha el genio del fútbol mundial”.

Hay en esa frase algo tan genial como la carrera que emprende Diego, porque anticipa algo que va a pasar. Recordemos: Maradona apenas cruzó el mediocampo, está cerca del lateral y a cientos de kilómetros del arco de Shilton, no hay ni un mínimo indicio de lo que vendrá, pero Víctor Hugo lo ve, lo sospecha, intuye que algo va a pasar y que ese algo va a ser extraordinario, entonces se anima a lanzar la frase que funciona como prólogo de todo lo demás.

“Arranca por la derecha el genio del fútbol mundial”, dice. Víctor Hugo no lo piensa, le sale por instinto, pero así, aún sin pensarlo, es consciente de que cuando dice “arranca” es porque estamos frente al principio de algo. Víctor Hugo está convencido ya en ese momento que lo que viene no es terrenal. Lo ve, lo anticipa, entonces lo anuncia: “Arranca por la derecha el genio del fútbol mundial”, una frase que, como el gol, quedó en la historia.

Víctor Hugo acompaña a Diego durante los once segundos que dura su gran aventura en el Azteca y después, mientras una porción del mundo festeja, sigue un minuto más desencajado, alienado, en una catarsis que deja otras frases, también memorables: la jugada de todos los tiempos, barrilete cósmico, el puño apretado, gracias Dios por estas lágrimas.

Este gol de Diego fue el mejor de su carrera, de todos los mundiales y de todos los partidos que se jugaron y se jugarán. Le cabe cualquier calificativo. Ahí no hay debate. Pero el relato de Víctor Hugo le dio otra dimensión: convirtió un golazo en un gol épico

No hay ni un mínimo indicio de lo que vendrá, pero Víctor Hugo lo ve, lo sospecha, intuye que algo va a pasar y que ese algo va a ser extraordinario, entonces se anima a lanzar la frase que funciona como prólogo de todo lo demás: “Arranca por la derecha el genio de fútbol mundial”.

La jugada y el relato ya son parte de un todo. No tienen vida por separado. Si vemos el video del gol sin audio, sin dudas que vamos a escuchar a Víctor Hugo, y si escuchamos sólo el audio, sin dudas que vamos a imaginar la apilada del Diego. Con otros goles jamás ocurrió algo ni siquiera parecido. Este vínculo sólo funciona entre este gol y este relato.

Víctor Hugo debería reclamar la coautoría de la obra. O un porcentaje de los derechos de autor. O figurar en los créditos. Algo. Después de todo, aportó lo suyo. Tal vez te parezca un disparate. Si fuera así, ponete a prueba: entrá a Youtube y mirá el gol relatado por Mauro Viale.

e-planning ad

e-planning ad

Fuente: Perfil.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario