Megaoperativo en el barrio Padre Mugica de Villa Lugano: detuvieron a seis presuntos integrantes de la banda de “Dumbo”

Allanamientos en busca de "Dumbo"
El operativo de esta tarde

Unos 500 efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) realizaron hoy 39 allanamientos en el barrio porteño Padre Mugica, en Villa Lugano, tras librarse 17 órdenes de detención sobre los presuntos integrantes de una banda de narcotraficantes liderados por Martín Maylli Rivera, oriundo de Lima, conocido como “Dumbo”. Por estas horas, los efectivos continúan trabajando en el lugar y detuvieron a seis personas, entre ellos un menor de edad, sospechados de integrar la organización.

Los procedimientos fueron ordenados por el juez federal Julián Ercolini en el marco de la investigación sobre una organización dedicada a la venta de estupefacientes en la zona, presuntamente encabezada por alias Dumbo, quien continúa prófugo. En los operativos, hasta el momento, se secuestró una pistola Bersa Thunder calibre 9 mm con la numeración limada, 2 cargadores y 16 proyectiles, confirmaron a Infobae fuentes del caso.

Allanamientos en busca de "Dumbo"
Los presuntos miembros de la banda

De este modo, 500 efectivos de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la PFA cumplieron esta tarde las órdenes de detención sobre 17 personas acusadas de integrar esa banda. El 4 de junio pasado, el juez Ercolini había resuelto “no hacer lugar a la exención de prisión” pedida por la abogada de “Dumbo”, Tamara Diana Fernández, y a la que se había opuesto la fiscal de la causa, Alejandra Mángano.

La abogada había dicho al magistrado que el hombre tiene “voluntad” de entregarse “una vez concedida la exención”, “colocarse a las órdenes de Vuestra Señoría” y sostuvo que “el encierro preventivo del nombrado importaría una medida cautelar excesiva a los efectos de garantizar su sometimiento al proceso”. Sin embargo, la fiscal Mángano dictaminó en contra ante “los riesgos procesales que desaconsejan la libertad del imputado”.

Allanamientos en busca de "Dumbo"
Parte del megaoperativo

Ercolini, por su parte, rechazó conceder el beneficio ante la pena que podría dictarse al acusado en un juicio oral, de hasta 15 años de prisión, la existencia de otras causas penales en su contra y su condición de prófugo.

Por ello, dictó su captura nacional e internacional por “circunstancias que ilustran razonablemente acerca de la existencia de riesgos procesales que no pueden ser neutralizados por alternativas de menor intensidad, tornando inviables las opciones propuestas por la defensa”, agregó.

Todo comenzó el 18 de mayo pasado, cuando un grupo de vecinos del barrio Padre Mugica de Villa Lugano se habían hartado. Luego de que los narcos balearan a un perro, cortaron la colectora de la General Paz y levantaron una barricada, con dos jornadas de protesta que terminaron en arrestos y represión. Y al hablar, arriesgaron su vida. La regla para cualquiera que vive a metros del negocio de la muerte es no hablar. Que el barrio no colabore en la causa es la “norma”. Esa noche, el barrio Mugica rompió las reglas.

Así, con una fuerza de choque y personal de Infantería, la Policía porteña, bajo las órdenes de la fiscal Celsa Ramírez, golpeó la platea 11, el edificio del complejo que es señalado como uno de los epicentros del comercio de cocaína y pasta base en la zona. Inteligencia con la que cuenta la Justicia habla de una confluencia: traficantes de la villa 21-24, de la 1-11-14, del Pasillo Bermejo, una lonja de ranchos cercana al complejo, todos agitados en una nueva mezcla que pelea por el poder.

Durante los últimos cinco años, diversos traficantes menores, principalmente de origen peruano, se asentaron en los edificios para menudear con armas cortas al cinto. Hubo algunos más fuertes que otros: llegó a oídos de los investigadores que elementos que fueron parte de la banda de “Marcos” Estrada González, el histórico capo de la 1-11-14, segundas líneas que cobraron vida con “Marcos” ya condenado a 24 años de cárcel, preso y desgastado. Y entre ellos, hay un hombre inquietante, Maylli Rivera, parte de la vieja historia de Estrada González en el Bajo Flores. Su alias: “Dumbo”.

Por otra parte, en el barrio Mugica, aseguran que no es “el único” ni tampoco el narco supremo, que hay otros, pero que “Dumbo” tiene un mayor poder que el resto. La Justicia lo señala por replicar el negocio de Estrada, con un sistema de transas y soldados, de menores de edad empleados como campanas. Luis Ezequiel Álvarez, de 23 años, su aparente segundo al mando, fue arrestado por la Policía de la Ciudad en octubre del año pasado en Villa Lugano con un pequeño arsenal y un stock de bolsas.

SEGUIR LEYENDO:

Quién es “Dumbo”, el misterioso capo narco buscado por regentear la droga en el barrio Mugica de Villa Lugano

Fuente: InfoBae

Entradas relacionadas

Deja tu comentario