Problemáticas que no permiten lograr la fraternidad universal.

Padre Daniel Bevilacqua

En la Carta Fratelli Tutti, el Papa Francisco dedicará todo el primer capítulo, a que nos demos cuenta de todos los impedimentos, y retrocesos en la consecución de una humanidad fraterna. Y nos permite vislumbrar su anhelo de llegar a conseguir la unidad y la fraternidad.

Después de la primera y segunda guerra, se inició un tiempo de esperanza y sueños de una Europa unida, capaz de reconocer raíces comunes y de alegrarse con la diversidad de quienes la habitan. Los padres fundadores de la Unión Europea, desearon un futuro basado, en la capacidad de trabajar juntos para superar las divisiones, favoreciendo la paz y la comunicación entre todos los pueblos del continente. También tomó fuerza el anhelo de la integración Latinoamericana, con solo algunos pasos. Incluso con búsquedas de generar parlamentos que constituyan leyes, que eleven el estándar legal de dichas regiones.

Hemos presenciado en años recientes un avance sorprendente de la tecnología, para acercar más a las naciones de este mundo. Internet juega un papel importante, en este aspecto. Un símbolo muy interesante apareció en la portada de una revista que mostraba, a un hombre casi desnudo en un lugar lejano de África, parado sobre una rudimentaria canoa, con una vara en una mano para empujar la canoa por el agua y en la otra mano un celular pegado al oído, comunicándose con alguien en otra parte del mundo. Cualquiera puede comunicarse con otro, en cualquier lugar, como parte del mejoramiento de la conectividad.

Pero a pesar de esto, hay tendencias en el mundo actual que desfavorecen el desarrollo de la fraternidad universal. Porque se re-encienden conflictos históricos, como por ejemplo, el resurgimiento de nacionalismos cerrados o ideas basadas en egoísmos que defienden intereses de pequeños grupos.

El siglo XXI, pasará a la historia como el de la interacción de las redes sociales, pero la globalización nos hace cercanos en comunicación, pero menos hermanos. Es decir que podemos comunicarnos, pero estamos más solos que nunca. En este mundo masificado que favorece a los países y multinacionales fuertes; y desfavorece a las regiones más débiles y pobres, haciéndolas más vulnerables y dependientes.

Vivimos en una época con grandes crisis, pero también este es un tiempo de grandes oportunidades. Debemos preparar nuestras respuestas y caminos para enfrentar los desafíos que están adelante de nosotros. El Papa Francisco nos presenta en Fratelli Tutti, aspiraciones o modos de trabajar para alcanzar la fraternidad y amistad social. En el camino, cada generación debe valorar los logros de las generaciones pasadas, para lograr metas más altas que consisten en que el amor, la justicia, y la solidaridad sean conquistadas cada día.

Actitudes de corazones valientes, como éstos, son las que permiten abrirse al mundo en un sentido social de igualdad, y alcanzar la amistad y fraternidad de todos.

Los abrazo, Hermanos Todos en el Señor.

Colaboradores de la Pquia. San Cipriano, y Padre Daniel.

Fuente: LasHerasNoticias.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario