Como crecer en la fraternidad y amistad social.

Siguiendo con el Impulso del Espíritu Santo, continuamos viendo como crecer en la fraternidad social. La Carta Fratelli Tutti, nos va dando pistas para ir creciendo en la amistad social. También nos inspiramos en algunas personalidades que nos ayudan a creer que es posible la amistad social.

Ideas Fuertes de los Puntos 5, 6, 7, y 8 de Fratelli Tutti.

5) Dios ha creado todos los seres humanos iguales en los derechos, en los deberes y en la dignidad, y los ha llamado a convivir como hermanos entre ellos.

6) Frente a diversas y actuales formas de eliminar o de ignorar a otros, seamos capaces de reaccionar con un nuevo sueño de fraternidad y de amistad social que no se quede en las palabras.

7) Ante la pandemia de covid 19, quedaron al descubierto nuestras falsas seguridades y la incapacidad de actuar conjuntamente.

8)Reconociendo la dignidad de cada persona, hagamos renacer el deseo mundial de hermandad, como caminantes de la misma carne humana, como hijos de la misma tierra que nos cobija a todos, cada uno con la riqueza de su fe o de sus convicciones, cada uno con su propia voz, todos hermanos..

Compartimos nuestra apreciación de Gandhi

Gandhi fue un gran líder del continente indiano, que usó el método de la resistencia pacífica, para lograr la independencia a su país, que era una colonia Inglesa.

Estaba fascinado con la persona de Jesús, su enseñanza, y su obra, aunque no se convirtió al cristianismo. También había leído libro sagrado del Islam, y trabajaba mucho el modo de llegar a la fraternidad con los musulmanes que habitaban la India. Gandhi era persona con buenas intenciones y con una profunda decisión de alcanzar los sueños, que beneficiarían a su nación.

Desde la concepción de Fratelli Tutti, y el anhelo del Papa Francisco, Gandhi vive como hermano en una humanidad con diversidad de convicciones, resaltando que todos somos iguales, porque tenemos los mismos derechos, de los que surgen deberes y por lo tanto la misma dignidad.

Este hombre fue un valiente, que enfrento a sus adversarios sin usar armas, su valentía tenía su raíz, en ser poseedor de una gran paz interior. Y sin ignorar las dificultades de su pueblo, trabajó por la libertad. Gandhi tenía la visión de una fraternidad fundamentada en la dignidad humana, y su herramienta fue la no violencia, con miras a lograr una amistad con el adversario. Expresaba con firmeza los desacuerdos, pero no respondía nunca a la agresión, con agresión.

Él tuvo la capacidad de actuar conjuntamente, porque en sus planes, también estaba la posibilidad de perder algo. De hecho sufrió mucho al ver como se dividía su tierra en diversas naciones, que hoy son la India, Pakistán, y Bangladesh. Pero estuvo dispuesto a perder en parte su sueño, con tal que se concretara la paz.

Lamentablemente esta capacidad conjunta, es lo que faltó y falta, como lo expresa el Papa Francisco en Fratelli Tutti. Y quedó al descubierto con la pandemia de Covid 19, al delatarse que nuestras falsas seguridades, no sirven para el desafío actual.

Gandhi, por sus características y valores humanos, probablemente hoy sería un trabajador incansable para lograr lo que el Papa Francisco, expresa como anhelo, el deseo de llegar a una fraternidad mundial, dónde todos caminemos hacia adelante, como hijos de una misma tierra que nos cobija, cada uno con la riqueza de su fe o de sus convicciones, cada uno con su propia voz y todos comportándonos como hermanos.

Tomamos parte de la vida de un no cristiano, para mostrar que lo que Francisco pide es posible, y ya se ha vislumbrado en muchos hombres. Solo es necesario para dar los primeros pasos que nos respetamos como hermanos, sea cual sea, nuestro origen y procedencia.

Trabajemos sin descanso, y que la paz solo se logra con los esfuerzos de personas que valoran a los demás, y que quieren ayudar a que cada persona logre ser plenamente como sueña serlo.

Los abrazo, Hermanos Todos en el Señor.

Colaboradores de la Pquia. San Cipriano, y Padre Daniel.

Fuente: LasHerasNoticias.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario