Ya piensa en Boca: los dos titulares que Gallardo no llevaría a Colombia

El plantel de River volvió este lunes al trabajo de cara a una semana clave para sus aspiraciones con el Superclásico del próximo domingo por la Copa de la Liga y el partido del miércoles ante Junior de Barranquilla por la Copa Libertadores, con el alta de Jonatan Maidana, con Enzo Pérez ausente y con cuidados para Gonzalo Montiel, afectado por una contractura muscular.

Montiel sufrió una contractura el domingo contra Aldosivi en el isquiotibial izquierdo y debió dejar el campo de juego en el entretiempo reemplazado por Alex Vigo. Este lunes trabajó de manera diferenciada y se hará estudios en las próximas horas si continúan las molestias.

Asimismo, el volante Enzo Pérez, quien por una gastroenterocolitis no pudo estar en la goleada por 4-1 ante el “Tiburón” de Mar del Plata y fue desafectado unas horas antes del inicio del partido, siguió de reposo y va a ser reservado para jugar el Superclásico ante Boca.

En cuanto a Jonatan Maidana, quien se contagió de Covid, recibió el alta médica y se entrenó con normalidad junto al resto del plantel tras dos semanas de aislamiento que terminó de cumplir el sábado pasado, cuando se hizo los chequeos cardiológicos.

Por otra parte, el plantel, el cuerpo técnico y los colaboradores se realizaron los testeos de PCR para poder viajar este martes a las 15 hacia Barranquilla, donde la Conmebol confirmó que se va a disputar el partido frente a Junior.

Al regreso de Colombia, el plantel que conduce Marcelo Gallardo seguirá entrenando en el River Camp de Ezeiza para volver a quedar concentrado el sábado, de cara al Superclásico. La semana que viene recibirá a Independiente Santa Fe de Colombia en el Monumental, en la anteúltima fecha de la fase de grupos de la Libertadores.

La paternidad de Gallardo sobre Boca

El cruce con Boca por los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional será el sexto con eliminación directa desde que asumió Gallardo en junio del 2014, y hasta ahora terminaron todos con festejos de River. Y habrá un séptimo partido, ya que deben jugar por los octavos de la Copa Argentina con fecha a confirmar.

El primero de esos cruces fue en 2014, en las semifinales de la Copa Sudamericana, con igualdad sin goles en la Bombonera y triunfo de River en el Monumental con gol de Leonardo Pisculichi, tras el penal atajado de Marcelo Barovero a Emanuel Gigliotti.

En 2015 se enfrentaron en los octavos de final de la Copa Libertadores con triunfo en la ida en el Monumental 1-0 tras gol de Carlos Sánchez de penal y con la suspensión en la vuelta en la Boca tras los incidentes del gas pimienta.

Por torneos locales la primera final (la segunda de la historia, ya que Boca le había ganado a River 1-0 la final del Nacional 1976) que jugaron fue en marzo de 2018, en la Supercopa que enfrentaba a los ganadores de la Copa Argentina y el Campeonato y River ganó 2-0 con tantos de Gonzalo Martínez e Ignacio Scocco.

En la Libertadores del 2018 jugaron otra final con un 2-2 en la ida tras ir en desventaja dos veces con goles de Lucas Pratto y Carlos Izquierdoz en contra; y la vuelta que se jugó en Madrid la ganó 3-1 en tiempo suplementario con goles de Pratto, Juan Fernando Quintero y Gonzalo “Pity” Martínez.

La última fue en 2019, en las semifinales de la Libertadores, con triunfo por 2-0 en la ida en Núñez con tantos anotados por Ignacio Fernández y Rafael Borré y en la revancha pasó a la final por diferencia de gol tras caer por 1-0 en la Bombonera.

Fuente: Télam

e-planning ad

e-planning ad

Fuente: Perfil.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario