La vacuna contra el Covid-19 que desarrolla la Universidad de La Plata ya está en etapa preclínica

La vacuna contra el coronavirus Covid-19 que desarrolla la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) ingresó recientemente en etapa preclínica y comenzó a ser probada en ratones, fase que se extenderá a lo largo de todo el año para luego encarar hacia testeos en humanos.

Todo este año nos llevará esa etapa, donde se prueba la dosis, la cantidad de vacuna, los tiempos entre dosis y cuál es el mejor plan que genera menos reacciones adversas», explicó.

Tras concluir esta etapa, precisó el especialista, se vacunarán «a los ratones para desafiar al virus y se analizará si la vacuna protege al ratón de enfermarse o no».

«Recién después podremos pensar en una etapa con humanos», puntualizó en declaraciones a Radio Provincia de Buenos Aires.

Asimismo, recordó: «No somos los únicos, hay otras 4 vacunas que están todas en fase pre-clínica, por suerte hay varias y son todas distintas. Cada uno trabajó en una vacuna en particular y está bueno generar variedad porque algunas se podrían aplicar en algunas personas, otras en otras».

Además de Docena, el proyecto es encabezado por Omar Azzaroni, del Instituto de Investigaciones Fisioquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA), e incluye a Sebastián Cavalitto, Javier Santos y Alejandro Aiello.

La vacuna que desarrollan se basa en el empleo de proteínas virales para inducir la generación de anticuerpos.

En diálogo con la página web oficial de la Universidad, el doctor fue consultado sobre el proceso de desarrollo e indicó: “Las vacunas contra el COVID-19 conocidas hasta hoy se han diseñado en base a dos tipos de plataformas: las basadas en el empleo de proteínas (proteínas, fracciones de proteínas y virus completo muerto), y las basadas en el empleo de ácidos nucleicos (vectores virales, vacunas a ARN y vacunas a ADN). A modo de ejemplo algunas de estas vacunas son: Sinopharm (virus muerto), Sinovac (proteínas virales), Moderna o Pfzier/BioNtech (ARN) y Sputnik V o AstraZenaca/Oxford (vectores virales)”.

En cuanto a la tecnología utilizada para la investigación y producción comentó: “En este proyecto seguiremos la estrategia basada en el empleo de proteínas virales, específicamente fracciones de la proteína S, encapsulas en nanopartículas. La proteína S se encuentra en la cubierta del virus y es la estructura que el virus emplea para poder invadir las células blanco (células del epitelio nasal y pulmonar principalmente)».

«La proteína S se une al receptor de angiotensina 2 o ACE 2 e ingresa a la célula que le permitirá dividirse o multiplicarse para luego invadir otras células”, detalló Docena. Y añadió: “actualmente estamos estudiando distintos protocolos de administración de la vacuna en ratones y, al mismo tiempo, se analizan las respuestas inmunes inducidas”, completó Docena.

Fuente: LasHerasNoticias.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario