El delegado sindical de ATILRA no podrá acercarse a los dueños de Lácteos Mayol

Por Leo Lettieri


El Juzgado de Garantías N° 8 del partido bonaerense de Cañuelas, a cargo del Juez Martín Rizzo, dictó en las últimas horas una restricción perimetral por 120 días contra el Secretario gremial de ATILRA, Guillermo Arregui, a pedido de los empresarios Dardo y Hugo Mayol.

La disposición judicial se dio en medio del conflicto que atraviesa la Pyme láctea ubicada en la localidad de Udaondo. El jueves a última hora el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria que, por unas horas, no fue acatada por el gremio. Consultados oportunamente por este medio, desde ATILRA sostuvieron que «la audiencia fracasó«, desconociendo la medida adoptada por la cartera laboral.

Sin embargo, la notificación formal llegó, la medida de fuerza (huelga) tuvo que levantarse, abriéndose una etapa de negociación donde la empresa y los representantes gremiales deberán intentar arribar a un acuerdo. Por el momento, las posiciones son muy disímiles.

Ayer, se viralizó un video de unos dos minutos en el cual Hugo Mayol pide, en medio de un llanto desconsolado, «sacar a esta lacra» de la empresa.

«No me puedo expresar bien; tengo un dolor en el alma muy profundo. No tengo miedo porque con 73 años ya les dije que hagan con mi cuerpo lo que quieran. No era difícil para ellos, 30 patoteros, que me agarren en medio de la calle solo, y me caguen a palos«, relató Mayol.

«Ya me cagaron a palos demasiado con todo lo que está pasando. Tengo el cuerpo dolido pero no vencido. Realmente espero que alguien en este bendito país saque a esta lacra de mi fábrica, la fábrica de mi abuelo. Sáquenme esta lacra», agregó el empresario desconsolado.

Según versiones que circulan en Udaondo, la familia Mayol está convencida que el gremio ATILRA quiere forzarlos a malvender la empresa.

Sin embargo, desde el gremio ATILRA aseguraron que «Mayol lo que tiene que hacer es cumplir con la Ley» y «pagar los salarios que corresponde, al igual que lo hacen la mayoría de las empresas lácteas de la Argentina«. «Que deje de llorar en los medios de comunicación y hacer operaciones mediáticas y les pague a los trabajadores lo que corresponde«, agregaron desde el gremio.

ATILRA pretende que Lácteos Mayol recategorice a los trabajadores y los inscriba en su gremio (la mitad de los empleados encuadran en UATRE). «Están pagando menos cargas sociales«, advierten en el sindicato que conduce el histórico Héctor Ponce.

La semana pasada Lácteos Mayol estuvo paralizada por los trabajadores de ATILRA durante 4 días consecutivos. La empresa emplea a 14 personas de forma directa y procesa alrededor de 11.000 litros de leche por día.

[embedded content]

Fuente: Infomonte.com.ar

Entradas relacionadas

Deja tu comentario