En el camino de la Pasión de Cristo

Queridas hermanas y queridos hermanos.

Seguimos profundizando sobre la espiritualidad cuaresmal, para que entremos en el camino de la Pasión de Cristo, rumbo a la Pascua, con el corazón desbordado de la misericordia de Dios.

Para esto les queremos compartir una breve reflexión de lo que significa en este tiempo el Sacramento de la Reconciliación, o más conocido como “Confesión”.

El papa Francisco nos invita a que __ “recemos para que vivamos este sacramento con renovada profundidad, a fin de saborear la infinita misericordia de Dios”_. ¿Qué quiere decir el Papa con esta frase? Vivir el sacramento es experimentar la alegría de ser perdonado en ese momento, luego del verdadero arrepentimiento de nuestros pecados. Así como Dios nos ama, también nos perdona gratuitamente.

Por eso debemos acudir al sacerdote, con un previo examen de conciencia de nuestros pecados. No solo los pecados que más conocemos o dañan, como robo, adulterio, etc. Sino también esa falta que a veces no la reconocemos en el momento, pero que nos suele pasar, como por ejemplo el haber podido hacer un bien por alguien y no lo hicimos; eso también es un pecado, porque no estamos obrando con amor.

Recordamos que Dios nos ama desde siempre y para siempre, y lo que más anhela es que lo amemos a Él y nos amemos los unos a los otros. Para esto vayamos con alegría a recibir el sacramento de la reconciliación y volveremos a nuestra vida cotidiana con un espíritu renovado y lleno de la misericordia y del amor de Dios, a fin de que este camino cuaresmal hacia la Cruz, muerte y resurrección de Jesús, lo vivamos en plenitud. Animémonos y confiemos en el inquebrantable amor que Dios nos tiene, y dejémonos llenar de la vida Resucitada, que nos regala con su perdón.

Bendecida semana, para mi querida comunidad de Gral. Las Heras. Una abrazo en Cristo Jesús y en nuestra madre la Virgen María.

Esteban Palacios, seminarista.

Fuente: LasHerasNoticias.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario