Trueno presenta “Atrevido” en Córdoba y va por más: Me dejo llevar por la música

“Todos lo escucharon, todos sabían qué era, pero tenía que plasmarse en vivo”, dice Mateo Palacios Corazzina, Trueno, en un reciente docu-show en el que presenta las canciones de su primer disco, titulado con aquella palabra que hoy por hoy lo identifica de pies a cabeza: Atrevido.

“Para mí es más que un concepto del disco; es un reflejo de cómo soy, de cómo me porto yo”, agrega el nuevo gran referente del hip hop argentino. “Yo soy un guacho atrevido, pero no de los que bardean. Soy un atrevido que se anima a hacer lo que se pone en la mente”, desliza en un resumen de su idiosincrasia, que bien aplica a este momento particular en su carrera.

A menos de un año de haber lanzado su primer álbum, Trueno se encuentra en los primeros pasos de una faceta nueva para él: la de presentar sus canciones en vivo y en directo, frente a un público de carne y hueso que ya no sólo quiere verlo rimar a la velocidad de la luz en plan freestyle, sino también corear algunas de las barras que este porteño de 18 años ya le ha legado al mundo.

Publicidad

Decir “el mundo” no es exagerado. Mamichula, canción que comparte junto con su pareja Nicki Nicole y el productor Bizarrap, supera las 174 millones de reproducciones en Spotify (donde alcanzó en su momento el puesto número 33 del chart global) y ya cuenta más de 250 millones de views en YouTube.

“Así como pasó, me tomó bastante por sorpresa. Sí sabía a dónde yo apuntaba y a dónde quería llegar, pero no me esperaba que pase todo en un año y que haya tomado la repercusión que tomó. Es muy raro”, admite en la previa de un show que realizó este sábado desde su lugar en el mundo, La Boca, y transmitió en vivo y en directo para todo el planeta.

“Estoy con muchas ganas, con mucha manija. Sacamos un disco en cuarentena que la gente se lo supervaciló y creo que lo está sintiendo. Falta que conectemos todas esas vibras que compartimos”, agrega sobre la seguidilla de conciertos de presentación de Atrevido que incluye a Córdoba y a Rosario.

“Esto para mí es algo nuevo, estamos aprendiendo. Pero también va a estar el calor de la gente”, sostiene. “Tocar en vivo es lo que no pude hacer en todo el año pasado. Hicimos un disco que es también para tocar en vivo. Lo sacamos cuando no se podía y eso nos generó muchas ganas y mucha manija, y por suerte esa oportunidad se está dando ahora”.

Publicidad

–Venís a Córdoba por primera vez a mostrar tus canciones. ¿Qué expectativas tenés con el público local?

–La gente de Córdoba, las veces que fui con el freestyle, me recibió superbién. Hasta ahora, nunca fui a dar un show a Córdoba, así que tengo muchas ganas de ver cómo reciben ahí los guachos y las guachas a la música de Trueno, quiero ver si le ponen aguante o no, como dicen. Y nada, romper todo, amigo. Mucha manija.

Publicidad

El cielo es el límite

Luego de un 2020 que fue sinónimo de crecimiento y de multiplicación por millones, Trueno demuestra estar pensando más allá de Atrevido y su impacto reciente. Lejos de ver ese primer trabajo como una presión para lo que viene, el artista lo siente como el cierre de una historia personal que arrancó en su casa, aprendiendo a rapear junto a su padre, y con Eminem y 50 Cent como principales referencias.

Atrevido es lo primero que van a tener que escuchar para conocerme a mí, aunque yo siga haciendo música en 50 años, porque es como la biografía del artista”, sintetiza, aunque también asegura que “es la puerta a todo lo nuevo que se viene”.

“Es el cierre de un truenito que soñaba y que quería ser campeón de freestlye. Todo lo que Trueno niño quería ya lo cumplió, y ahora se vienen los nuevos deseos, volver a soñar también, volver a cumplir. Se vuelve a esa etapa de apuntar y disparar. Y es con otra mente, con otra visión de la vida. Es una etapa más adulta”, asegura Mateo, quien va y viene entre aquel niño obsesionado con el rap y las batallas y este joven adulto que demuestra tener una visión clara de lo que proyecta para su carrera.

“A mí el freestyle me ayudó a nutrirme y a aprender a rapear. Cuando logré lo que quería, dije ‘ya está’. Llegué a ese punto y no necesitaba más. Quería pasar al siguiente escalón y eso era la música”, añade sobre su evolución como artista desde sus comienzos hasta hoy. “Estamos trabajando, vamos a ver hasta dónde llegamos musicalmente”, agrega sobre este presente en el que la producción de nuevo material –junto al colectivo de artistas y sello NEUEN– forma parte de su rutina.

Sobre las cosas que lo inspiran actualmente, precisa: “Atrevido es un poco el Trueno que estaba en La Boca, que soñaba, que todavía no había llegado, que tenía ambición. Ahora estoy en otra posición y estoy desarrollando otro tipo de letras totalmente diferentes, sin perder la esencia, pero pasando a un nuevo nivel. Data renovada”.

Y se explaya: “Casi ninguna canción mía salió de un freestyle, algunos versos, capaz. Trato de elaborar bien lo que siento y lo que quiero expresar. Cuando me presentan un beat, también me dejo llevar por la música, los instrumentos, qué recuerdos me traen, qué me hace sentir, y a partir de eso nace la letra”.

“Trato de respetar bastante el proceso de hacer una canción. No me parece algo que se haga en unas horas, dos horas. Cada canción que hacemos estamos meses sacándole filo y puliéndola”, define. “Yo me considero hip hop en mi totalidad, pero hago lo que se me cante, sinceramente. Si quiero hacer un reguetón o un dancehall, lo hago sin dejar de ser hip hop en el fondo, sin dejar de mantener mi esencia. Trato de sacarme todos los caprichos musicales que tengo”.

El barrio

Cuando se escuchan las canciones de Trueno, abundan las referencias a La Boca y al resto de la Comuna 4 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (que completan los barrios de Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya). Para el rapero, no es sólo parte de su identidad, sino también de los valores que busca transmitir.

“No es que yo le debo algo a mi barrio. Yo sólo decido hacerle honor, hablar, porque es lo que yo viví y es lo que yo siento que puedo hacer. Hay miles de personas que tienen algo para decir y no tienen método o no pueden expresarlo como les hubiese gustado. A mí me gusta, en cierto punto, hablar por todo un barrio, me gusta contar las injusticias, las cosas que me parecen bien”, expresa Mateo.

Incluso, se atreve a decir que el día que haga un show en un estadio no será en la cancha de River, “como todo el mundo”, sino en La Bombonera, donde registró parte del videoclip de Ñeri. “Sería el mayor sueño de mi vida. Ya pude grabar un video, vamos de a poco, yo a eso lo veo bastante a futuro, pero es una de las metas que tengo en la lista por cumplir”, señala.

–¿Cómo es caminar por La Boca hoy siendo quien sos?

–Se pudre todo (risas). Cuando voy, se pudre todo. Voy muy seguido, trato de caminar por el barrio y cruzarme con los pibes, con la gente de La Boca. Ellos se sienten superrepresentados conmigo, y yo con ellos. Siempre va a ser un lugar de inspiración y de buena energía para mí.

–¿Extrañas algo del anonimato?

–A veces se extrañan cosas, pero yo también soñaba con esto, entonces también es parte. Dejar ir y adaptarse a lo nuevo, y disfrutarlo. Por suerte, tengo a mi familia conmigo, tengo una pareja que se dedica a lo mismo, mis amigos están ahí, son los mismos. Todo lo que está pasando es algo superbueno en mi vida y lo disfruto al máximo, papá.

Para ir

Trueno presenta Atrevido en Quality Espacio (Av. Cruz Roja 200) el jueves 4 de marzo a las 21. Entradas disponibles desde $ 1.650 (más cargo por servicio) a través de qualityespacio.com. Meet & Greet a $ 750 (más cargo por servicio) desde las 20.

Publicidad

Entradas relacionadas

Deja tu comentario