¿Tenemos que seguir limpiando los productos que compramos en el súper? Dudas caseras sobre el coronavirus

Un tercio de las intoxicaciones alimentarias se generan en el hogar, por ser un poco vagos manipulando alimentos-, o pretendemos conseguir una asepsia imposible desinfectando cada rincón como si estuviésemos escondiendo las huellas de un crimen.

Claro que el contexto ha cambiado: estamos en medio de una pandemia y tenemos todos nuestros sentidos en alerta, tratando de ser conscientes de cada movimiento y planteándonos si en nuestra salida a hacer la compra hemos cometido algún error que pueda suponer un riesgo. No hay nada más terrorífico que lo cotidiano convertido en amenaza, y pensar que una lata de tomate, un paquete de fideos, una botella de aceite o una lechuga pueden meternos el virus en casa es directamente de película de terror.

Coincidiendo con la crisis por el coronavirus, muchas personas se intoxicaron utilizando desinfectantes se había mezclado lavandina con amoniaco, vinagre, alcohol.

¿SON LOS ENVASES DE LA COMPRA UN CABALLO DE TROYA?

La principal vía de transmisión es persona a persona. Así que el lavado constante de manos, la higiene respiratoria -que estornudes en el codo, y la distancia social, evitando aglomeraciones y manteniendo una distancia de uno a dos metros deben ser nuestras principales preocupaciones.

  • Lávate las manos todo el tiempo (esta no es una medida extraordinaria, sino un mantra que te repetiré hasta la extenuación).
  • Si los envases vienen envueltos en cartón o plástico, sácalos de ese embalaje y tíralo.
  • Las latas y los envases de plástico y de cristal puedes desinfectarlos con un trapo con Lavandina diluida, dos cucharadas pequeñas por cada 980 ml de agua- o con alcohol de al menos 70º.
  • Lávate las manos cuando hayas acabado.

¿PUEDEN CONTAGIARME LOS ALIMENTOS?

La OMS y el Ministerio de Sanidad nos recuerdan que la transmisión es persona a persona a través de las gotas que emitimos al toser, estornudar o exhalar.

No es por casualidad: las estrictas normas de higiene que se aplican en todos los eslabones de la cadena alimentaria nos protegen de intoxicaciones alimentarias y son también una barrera para evitar que los alimentos se contaminen por este virus.

¿Podrías infectarte si una persona estornudase sobre un alimento, lo tocases poco tiempo después, arrastrases una cantidad de virus suficientemente elevada como para producirte la infección -es lo que se conoce como “dosis infectiva”- y te llevases las manos a la boca, ojos o nariz. Pero se evita respetando escrupulosamente las normas de manipulación alimentaria, desinfectando los alimentos que ingresan a nuestro hogar y de higiene personal.

¿CÓMO HAY QUE LIMPIAR LA COCINA Y OTRAS SUPERFÍCIES?

El Coronavirus es una enfermedad que se transmite de persona a persona a partir del contacto de las gotitas de los estornudos o tos con la boca, la nariz o los ojos. La forma más común de contagio es tocando superficies de contacto donde puede estar el virus y llevarse la mano a la cara. Por eso es muy importante recordar no llevarse la mano a la cara.

Para prevenir el contagio, es crítica la limpieza y desinfección de superficies y objetos donde el virus puede haberse depositado, que se eliminan con desinfectantes como el agua con lavandina y el alcohol mezclado con agua. Por eso es importante saber las medidas que podemos tomar en nuestros hogares para evitar contagiarnos.

Estamos en un momento muy complicado, sí. Los organismos de referencia no tienen todas las respuestas y las recomendaciones van cambiando ya que el virus es nuevo y que lo vamos aprendiendo todo sobre la marcha, pero te aseguro que son los que disponen de la mayor cantidad de información de la mayor calidad posible: No lo pongamos peor aplicando soluciones imaginativas que no están avaladas por la ciencia ni respaldadas por ninguna autoridad sanitaria.

Para evitar que al tocar un envase que pudiera estar contaminado, el virus pase al sistema respiratorio (por ejemplo, al tocarse con las manos la cara), los consumidores deben extremar las medidas de higiene, lavándose las manos regular y eficazmente. Además, antes de guardar los alimentos, siempre que sea posible, se desechará el embalaje exterior (por ejemplo, el cartón exterior cuando haya un embalaje de plástico interior).

Como precaución adicional, los envases de cristal, de plástico y las latas, pueden limpiarse con agua y detergente. Se desaconseja usar desinfectantes para limpiar los envases ya que algunos son porosos y permiten el paso de la sustancia desinfectante, que podría contaminar el alimento, lo que conlleva un posible riesgo para la salud”.

Cómo preparar una solución de agua lavandina

Hay distintas lavandinas en el mercado. Es importante que leas la etiqueta del fabricante donde indica la concentración de hipoclorito por litro y la fecha de vencimiento del producto.

En términos generales las lavandinas comerciales tiene una concentración del 4% (40gr/litro de hipoclorito). Para desinfectar se necesita generar una solución final que tenga un 0,5% de hipoclorito.

Tené en cuenta que los equipos o muebles metálicos tratados con cloro, tienden a oxidarse rápidamente en presencia de hipoclorito de sodio.

Una vez preparada la solución sólo dura 7 días por cuanto empieza a perder efectividad. Almacenarla en un lugar fresco y oscuro, porque la luz lo degrada.

Lavandina al 4% (40gr de hipoclorito/litro) Agua Recipiente
2 cucharadas soperas 1 litro Pulverizador
2 pocillos de café 10 litros Balde

Manejarlo con precaución ya que es un producto tóxico. Utilizar guantes.

Cómo preparar una solución de alcohol y agua

El alcohol etílico que se vende comercialmente tiene una concentración de 96%. Para desinfectar la recomendación es preparar una solución que tenga 70% de alcohol y 30% de agua.

Buscá un pulverizador pequeño (250 cm3 o 500 cm3). Si usas uno reciclado, primero lávalo y desinfectalo sumergiéndolo en la solución de agua con lavandina.

Este envase poder tenerlo a mano en tu cartera, mochila o la mesa próxima al ingresar a tu casa. Es ideal para desinfectar objetos mas sensibles como los celulares, llaves, control remoto, mochila o cartera que viene del exterior o ropa que no puede lavarse fácilmente (sacos, camperas, etc.)

Fuente: LasHerasNoticias.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario