Hallan en la Patagonia un dinosaurio que podría ser el animal más grande de la historia.

Se trata de de un dinosaurio titanosaurio, perteneciente a la familia de los saurópodos, de cuello extremadamente alto y cuya presencia se daba mayormente en América del Sur.

A esta misma familia pertenece Patagotitan mayorum, el cual era considerado hasta el momento el dinosaurio más grande.

En el informe presentado por la revista Cretaceous Research presentan “un saurópodo titanosaurio gigante de la Formación Candeleros de la provincia de Neuquén, compuesto por una secuencia articulada de 20 vértebras caudales más anteriores más 4 posteriores y varios huesos apendiculares”.

Los científicos sostienen que “se considera uno de los saurópodos más grandes jamás encontrados, probablemente superando en tamaño a Patagotitan”.

El pasado 10 de enero, desde la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) informaron que personal de la empresa Pampa Energía había hallado restos fósiles pertenecientes a un dinosaurio herbívoro que vivió hace 100 millones de años, en la zona de Sierra Chata, al norte de la localidad de Añelo en la provincia de Neuquén.

Los restos fósiles corresponden a un dinosaurio herbívoro, probablemente de la familia de los Rebbachisauridae. Estos dinosaurios, que estuvieron distribuidos en el supercontinente Gondwana, han sido registrados principalmente en África y América del Sur. Los restos, a pesar de ser fragmentarios, pertenecen permiten brindar información relevante de este grupo”, indicó la UNCo en un comunicado.

Asimismo, señaló que “los hallazgos provienen geológicamente de la Formación Candeleros, del Grupo Neuquén, que tiene una antigüedad aproximada de unos 100 millones de años (Cretácico Tardío)”.

Foto: Agustín Martínez/lmneuquén

En noviembre de 2019, otro ejemplar de Titanosaurio fue encontrado de casualidad en el campus de la UNCo por la hija de una alumna de la carrera de Geografía.

Uno de los paleontólogos a cargo de la recuperación de las piezas, Jorge Calvo, había explicado que, al iniciar la excavación, se encontraron con “dos vértebras del cuello de un dinosaurio muy grande”.

Los restos fósiles pertenecieron a “un animal de unos 25 metros, más específicamente de un Titanosaurio, un dinosaurio herbívoro de cuello largo que fue muy abundante aquí en el cretácico de Patagonia, hace 85 millones de años“, había contado.

Asimismo, el paleontólogo había detallado que “una de las piezas tiene 90 centímetros de alto por 80 de largo y la otra 80 por 80, con un peso estimado de 200 kilogramos por pieza“.

Jorge Calvo, paleontólogo y profesor de la carrera de Geología de la UNCo, estuvo a cargo del proceso de recuperación de los restos fósiles junto a la paleontóloga Edith Simón, docente de la carrera de Geografía de dicha universidad.

En su momento, las piezas fueron trasladadas al Proyecto Dino del Centro Paleontólogico Lago Barreales, ubicado en la zona de Loma de la Lata, para su posterior análisis.

Fuente: LasHerasNoticias.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario