NUEVAMENTE VECINOS RECLAMAN POR EL AUMENTO DESMEDIDO DEL PEAJE DE URIBELARREA

Tal como estaba programado, el domingo por la tarde, vecinos autoconvocados de Lobos y Cañuelas, se reunieron en la Ruta 205 para manifestarse en reclamo por el abusivo incremento en la tarifa del peaje cercano a la localidad de Uribelarrea.

En esta oportunidad los vecinos interrumpieron el tránsito por periodos de 5 minutos, produciéndose largas colas de vehículos que esperaban su turno para continuar su camino, por su parte la empresa se vio obligada a levantar las barreras y permitir el pase de todos los vehículos sin abonar peaje alguno.
Los manifestantes explicaban a los conductores demorados el motivo del reclamo logrando, en su mayoría, el apoyo de los mismos.
Ninguna autoridad del peaje se hizo presente, seguramente especulando con que los vecinos poco a poco se cansen y descontinúen este tipo de reclamo.

Recordamos que semanas pasadas dejaron en las oficinas del peaje el siguiente manifiesto escrito “: “Ante el reciente aumento del 45% del valor del peaje de Uribelarrea, partido de Cañuelas, de la Ruta Nacional 205, los vecinos reclamamos a las autoridades de la Dirección Nacional de Vialidad y de la empresa concesionaria:
1) Que se cancele el aumento implementado durante marzo de 2019 que llevó el valor del peaje de $ 55 a $ 80.
2) Que se otorgue a todos aquellos vecinos que transitan regularmente por la ruta, el beneficio de pagar el 50% del peaje.
3) Que la empresa concesionaria y la Dirección de Vialidad Nacional brinden por escrito una explicación del por qué del aumento del 45 %.
Los vecinos que trabajamos, estudiamos, tenemos familia o viajamos para efectuar consultas médicas, entre otras actividades que realizamos de manera regular, desde Cañuelas a Lobos o desde Lobos a Cañuelas, estamos obligados a usar la Ruta Nacional 205, ya que no tenemos otro camino alternativo o colectora, que nos permita evitar el pago del valor en pesos que se nos impone por el simple hecho de transitar.
Por otro lado, la 205 es una ruta de un carril por mano, por lo que nos resulta inexplicable que para poder transitarla se deba abonar un peaje al mismo valor, o a uno superior, que una autovía o autopista.
Nuestro derecho a trabajar, a estudiar, a acceder a la salud y realizar nuestras actividades regulares, no puede ser vulnerado por el valor de un peaje que estamos obligados a pagar porque ni las autoridades ni la empresa concesionaria nos ofrecen un camino alternativo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: