COLUMNA DE OPINIÓN: ¿QUÉ NOS DEJA LA VISITA DEL PRESIDENTE DE BRASIL?

La visita del primer mandatario brasileño  Jair Bolsonaro dejó muchos aspectos para el análisis. Entre ellos el más llamativo es la  propuesta que ambos mandatarios dejaron deslizar acerca de una unificación monetaria entre ambos países; a prima fácil la idea es interesante porque podría pensarse que la posibilidad de converger en una moneda común  con la economía más preeminente de la región podría ser un factor de estabilidad macroeconómica entre ambos países.

Ahora bien la pregunta que debemos plantearnos respecto a esta cuestión es la siguiente: ¿Es realmente factible una medida de estas características entre Argentina y Brasil?… la respuesta a este interrogante es bastante compleja, existen varios factores a considerar, en primer lugar hay una enorme diferencia de tamaño relativo entre las economías de ambos países, Argentina es en términos de PBI cinco veces menor que Brasil. En segundo lugar una medida de esa envergadura requiere tiempo y planificación es decir el “peso-real” hoy es poco más un proyecto a muy largo plazo, además de este tema se llevaron a cabo negociaciones  de tipo comercial, Brasil está interesado en comprar energía nuclear producida en Argentina para construir submarinos a propulsión nuclear.

En el plano político la visita del controvertido mandatario brasileño no hace más que exacerbar los polos de la grieta, las declaraciones de Bolsonaro apoyando explícitamente a Mauricio Macri reaviva y recrudece aún más la “grieta” la cual también se vive en Brasil.

Ambos mandatarios ratificaron una postura mancomunada respecto a Venezuela y reiteraron su compromiso de ayudar a reestablecer la democracia en el país caribeño.

A modo de conclusión podríamos  preguntarnos ¿Le sirve a Macri la foto con su par brasileño en este momento,  independientemente del peso de Brasil cómo socio comercial de Argentina?… si hay una cosa que los asemeja es que ambos son figuras emergidas de la polarización pero a Macri le puede resultar un arma de doble filo el apoyo del polémico Jair Bolsonaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *