ABORTO: DESPUÉS DE LA POLÉMICA

Finalmente y tras una larga controversia, que acaparó durante meses la atención de la opinión pública, el senado rechazó el proyecto de  INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO, pero esta decisión no pone de ningún modo punto final a esta problemática.

En la discusión se vieron muchas cosas que merecen ser analizadas tanto desde lo político como de lo social. Desde la perspectiva política puede decirse que la  dirigencia argentina dio una catedra de oportunismo, al que nos tiene acostumbrados, ya que desde el inicio del debate se vio que era una maniobra de distracción llevada a cabo por el gobierno y la oposición que le hizo el juego y no fue capaz de proponer soluciones de fondo.

Desde lo social hemos  convertido una discusión delicada en  un  boca-river, es democrático que las diferentes partes de la ciudadanía expresen sus diversas opiniones, pero este tema no era para reducirlo a  verde o azul planteando dos posturas irreversibles en la que ninguna de las partes  quiere oir a la otra.

En conclusión  la discusión que venía a cubrir una deuda que debimos haber saldado hace tiempo quedó en nada, y quizás no se hable más de este tema hasta que la noticia de una mujer muerta en un aborto clandestino, el cual va seguir existiendo, ponga en evidencia la necesidad de una discusión seria que traiga las soluciones que este tema amerita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *