INSEGURIDAD: UN PROBLEMA SIN SALIDA

Los lamentables acontecimientos de inseguridad que tomaron notoriedad pública el último fin de semana se suma a incontables tragedias que una tras otra se acumulan sin que nada cambie.  Esta vez la víctima fue una joven oficial de policía perteneciente al comando de patrullas de Moreno.

Las agentes de la policía bonaerense Tamara Ramírez y Lourdes Espíndola

 

Lourdes Espindola de veinticinco años recibió un disparo en el esternón al resistirse a un asalto, la mujer fue declarada con muerte cerebral, pero éste no fue el único caso ya que cual si se tratase de una macabra coincidencia en Glew, Tamara Ramírez otra joven oficial fue abatida por un delincuente de dieciocho años llamado Luca Alaimo quien era buscado por robar y violar una jubilada  de 75 años.

La trágica y simultánea sucesión de hechos conmueve a la opinión pública y  vuelve a evidenciar la carencia de políticas concretas en términos de seguridad. La falta de protocolos eficaces de prevención del delito ha llevado a que quienes tienen la tarea de combatir la acción delictual sean literalmente cazados por los delincuentes sin que ninguno de los sucesivos gobiernos haya abordado esta problemática en su complejidad global.

En los últimos tiempos se han desvirtuado principios básicos del orden constitutivo de la sociedad, al punto de cuestionar la acción primigenia de la policía que es la represión del delito, hemos creado una subcultura en la cual no rigen las leyes  con jueces que por cuestiones más ideológicas que jurídicas liberan a delincuentes que reinciden… y hasta qué no solucionemos estas distorsiones, hasta que no se actúe realmente en la raíz de los factores que inciden en la inseguridad, este seguirá siendo un problema sin salida.

0 thoughts on “INSEGURIDAD: UN PROBLEMA SIN SALIDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *