“El estado de las rutas de la Provincia es catastrófico”

Lo dijo el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich en oportunidad de firmar el contrato para la construcción de la Autovía de la Ruta Nacional N° 3

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, fue categórico. Ante una consulta realizada por el diario platense EL DIA, calificó de “catastrófico” el estado de las rutas en la provincia de Buenos Aires. Lo hizo al presentar, en la quinta de Olivos, los primeros dos contratos de participación público-privada –conocidos como PPP- para la concesión de corredores viales que atraviesan, entre otros, el territorio bonaerense.

Dietrich atribuyó el mal estado de las rutas de la Provincia a los “años de desinversión” del Gobierno bonaerense, algo que reprochó “especialmente a los últimos año ochos de (Daniel) Scioli” al frente de la administración provincial. Pero en los hechos, el funcionario admitió que las rutas no están bien aún cuando la gestión de Cambiemos lleva dos años y medio en el poder.

“Es cierto que el estado de las rutas en la provincia de Buenos Aires es catastrófico”, dijo el ministro de Transporte.

El integrante del Gabinete nacional explicó, en la misma línea, que la provincia de Buenos Aires tiene las rutas más transitadas del país, ya que buena parte de la producción nacional es transportada por esos caminos, con lo cual se trata de arterias estratégicas para el país. Dietrich negó, con ese argumento, que las PPP privilegien a la Provincia por motivos electorales.

“Las obras se proyectaron con criterios técnicos, no políticos”, aclaró el ministro de Transporte sobre los contratos de PPP firmados ayer en la quinta de Olivos. El primero de ellos es el denominado “Corredor Vial A”, que estará a cargo del consorcio integrado por las empresas Paolini, Vial Agro e INC, ésta última una firma de capitales italianos.

Según se explicó en la residencia presidencial, este consorcio administrará 706 kilómetros de rutas nacionales en la provincia de Buenos Aires, contados desde Las Flores a Coronel Dorrego (RN 3) y desde Olavarría hasta Mar del Plata (RN 226).

La cartera de Transporte informó que el consorcio deberá transformar en autopista el tramo Las Flores-Azul y adaptar a “ruta segura” (ver aparte) el camino a Coronel Dorrego, ambos sobre la RN 3. En tanto que la RN 226 tendrá que ser convertida en ruta segura entre Azul y Mar del Plata.

El segundo corredor que se firmó ayer fue el C, que estará a cargo de la empresa Cartellone Construcciones Civiles para administrar 778 km de la ruta nacional 7 en la provincia de Buenos Aires y su prolongación en Santa Fe, Córdoba y Mendoza. En los próximos cuatro años, tendrá que transformar en “autopista de travesía urbana” al tramo que pasa por la ciudad de Junín.

“Es un día histórico para la obra pública de nuestro país. Firmamos los primeros contratos de Participación Público Privada para transformar las rutas argentinas y que dejen de ser rutas de la muerte. Es un cambio profundo en la manera de hacer obra pública: a largo plazo, con transparencia y planificación, conceptos que no se asociaban a la política”, dijo Dietrich.

De todos modos, el ministro de Transporte –que estuvo acompañado por Patricia Gutiérrez, administradora general de Vialidad Nacional; y José Luis Morea; secretario de PPP de la cartera de Hacienda- reconoció que aún deben firmarse otros cuatro contratos en esta modalidad, que fomenta la inversión privada necesaria en un momento de retracción de la obra pública.

“El plan de PPP busca poder cerrar ese enorme déficit de infraestructura heredado”, dijo a su vez Morea. Minutos más tarde, el propio Dietrich sostuvo que las rutas bonaerenses se encuentran en un “estado catastrófico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *